martes, 19 de junio de 2007

Bertha Consiglieri, colega, amiga, ha muerto


Desde una pequeña habitación en las afueras de Bruselas recuerdo a mi amiga Bertha. Hace unas horas mi esposa, su amiga de siempre, me dio la mala noticia por teléfono. Fue una sorpresa cómo no. Una tristísima sorpresa. Pero al mismo tiempo quizá debería haber recelado algo: mirando hacia atrás, la salud de Bertha no parecía estar bien desde hace algún tiempo.

Con Bertha nos conocíamos desde hace más de tres décadas, como militante de las mismas causas. Ni por un momento dejó de creer en lo que creía desde que era una periodista joven, haciendo la crónica del movimiento campesino en los años setenta en revistas notables de la izquierda como no las habría más. Naturalmente entró a trabajar en CEPES desde inicios de los ochenta, para no dejarnos más.

Durante esos largos años, y hasta el último día de su vida, escribió cientos, miles de páginas sobre los acontecimientos agrarios y rurales, leal siempre a sus creencias y compromisos de juventud: el derecho de los campesinos a la dignidad, el respeto a sus derechos ciudadanos, el derecho a una buena calidad de vida. Mas allá de lo rural, espacio que siempre estuvo al centro de su interés, aspiraba a un Perú realmente democrático. Más aún: en el último documento institucional del CEPES, Bertha introdujo una modificación en nuestra Misión: no basta con orientarnos hacia un desarrollo democrático del país, sostenía, sino apuntar a un mundo justo y equitativo.

Bertha deja una ausencia en el mundo de mis afectos y de todos los colegas del CEPES. Pero también deja un gran vacío como trabajadora en una institución especializada en la cuestión agraria y rural: era la que más sabía. Era su manera de estar más cerca de aquellos con los que siempre se identificó: los campesinos. (Fernando Eguren)




 Video homenaje a Bertha


6 comentarios:

  1. Juan Carlos Moreyra19/6/07 19:57

    Nuestra entrañable amiga, compañera y colega, te recordaremos por siempre, por tu sensibilidad social y tu lucha desde las páginas de la Revista agraria por los campesinos y aquellos del sector rural más desposeidos, por siempre firme en tus ideales, y porque compartiste con nosotros..... siempre te recordaremos.

    ResponderEliminar
  2. ROBERTO ROMERO19/6/07 23:43

    ROBERTO ROMERO dijo:
    Se fue Bertha Consiglieri... una gran pérdida.

    El que suscribe, es periodista del Cusco y la conocí a Bertha cuando ejercía el cargo de Jefe de Redacción de Radio Cadena Nacional y la Coordinación del Suplemento "SABER" de La República entre los años 1989 y 1991 con Julio Schiappa y la "china" Carmen Barrantes.
    Las condolencias más sentidas a sus familiares, amigos, camaradas y en particular en el Cusco, a Carlos Paredes y en Loreto a Roger Rumrrill.

    Se fue Bertha pero su imagen seguirá en los rostros de los campesinos de la Pampa de Anta y los productores de Canas quienes la recordarán.

    Roberto Romero Arce
    romero.roberto@gmail.com

    ResponderEliminar
  3. Bertha era infatigable. Obsesiva con su trabajo. Quería que los lectores de La Revista Agraria recibieran información actualizada, exacta, bien elaborada. Recibía un artículo que podía ser mejorado, siempre. Renegaba y criticaba porque, como Churchill, no se conformaba sino con lo mejor. En las ocasiones en que no estaba a cargo de un número de la revista, esta se leía en cinco minutos. Con Bertha, media hora no alcanzaba.
    Era muy buena redactando. Notaba cuando, en la corrección, se me pasaba algún error. Sabía más de estilo que yo. Distinguía lo que podía salir de un artículo cuando este estaba muy extenso, y lo reducía rápido.
    En ocasiones, esa obsesion por lo mejor demoraba o frustraba la salida de la revista. Entonces algunas caras largas aparecían en Cepes. Pero siempre, aunque en ocasiones me molestaba esa demora a mí también, siempre estuve al lado de mi jefa, con mi solidaridad silente, la que algunas veces dejó su silencio para que ella me escuchara. Lamento que esas veces no fueran muchas.
    No tendré otra jefa como ella.


    Antonio Luya Cierto

    ResponderEliminar
  4. Teresa Quiroz21/6/07 8:42

    Bertha fue una luchadora, siempre, desde que estuvo en el colegio. Son 50 años de amistad y de profundo cariño, siempre allí presente, sencilla, interesada, llamándonos la atención. Consecuente con sus ideas y comprometida con el país, fue siempre un ejemplo para mí. Compartimos juntas el paso por San Marcos, vio nacer a mis hijas y yo a la suya.
    Deja un gran vacío, pero los lazos que tejió son tan sólidos que nos deja el consuelo de saber que fue parte de nuestras vidas.
    Teresa Quiroz

    ResponderEliminar
  5. Juan Carlos22/6/07 19:51

    una reseña en el blog de Politika del amigo Max Robles, sobre nuestra compañera colega:
    La "Flaca" Berta: una vida con sentido heroico
    http://blogdepolitika.blogspot.com/2007/06/la-flaca-berta-una-vida-con-sentido.html

    ResponderEliminar
  6. José Juan Pacheco Ramos3/6/08 18:47

    Bertha:
    Estoy en España, es el año 2008 y acabo de enterarme que tú ya no estás entre nosotros.Te he vuelto a ver, fina, con tu cigarrillo impenitente entre los dedos, con tu calmada voz, en las aulas de San Marcos, año 1970. Gritan los unos "Pásame la F.....".."Pásame la U..." y, mientras los líderes estudiantiles se disputan a gritos la atención de las calladas multitudes, tú observas todo con una mirada de reprobación, las piernas cruzadas, en nuestra Facultad de Letras. ¡Qué no hubiera dado yo, Bertha, por acercarme a ti y decirte que todo se va a arreglar! De tanto vernos en el claustro intercambiábamos diariamente esos "Hola" que lamentablemente no saben a nada. Bertha, hoy sé que ya no estás y que te has ido llevándote parte de mis sueños no cumplidos. Yo me he ido un poco contigo, compañera. Pero ya es demasiado tarde para decírtelo. Bertha, gracias por tu suave saludo cotidiano, gracias por tu eterno compromiso solidario. Hoy será la primera y última vez que he llorado por tu culpa.
    José Juan Pacheco Ramos

    ResponderEliminar